La sopa está de moda

En una curva que vuelve a mostrar crecimiento, los newsletters de estudios jurídicos dicen nuevamente presente, luego de un período en que retrocedieron en el mercado legal, producto del hastío que generaron en sus receptores.

Lo cierto es que alejados de la imagen de la sopa lavada que tomaba Mafalda, el personaje de Quino, los boletines jurídicos intentan parecerse cada vez más a esas sopas combinadas, sustanciosas, que recomiendan en cualquier dieta como aperitivo, y que nutren al consumidor.

Contenidos adecuados a los destinatarios, lenguaje accesible y acorde a los tiempos 2.0 y un trabajo de imagen que acompañe disminuyen las chances del “otra vez sopa!”.