MARCA

Hay que prestarle atención al branding.

Por Alfredo Veronesi
Director de Artículo Uno*

En términos generales, los estudios jurídicos prestan mucha atención a la elección de su nombre, mucho menos al armado de su marca (logo/isologo) y prácticamente nada al branding de la firma.

Tipografía, colores, “dibujo”, hacen a la personalidad de una organización.

Seria, joven, vital, anticuada, de vanguardia y hasta desconectada son algunas de las calificaciones que cabe aplicar a un despacho con solo ver su logo.

No importa si en la práctica la firma es realmente como se la percibe. Es, justamente, una cuestión de percepción. Y pocos, muy pocos, tienen margen para dar explicaciones en un repechaje.

Construida la marca, su gestión no suele estar entre las prioridades de la administración.

En qué eventos se participa, qué actividades se patrocinan, en qué facultades o escuelas de derecho dictan o toman clases sus profesionales, en qué publicación se aparece, qué guía se paga, qué premio se recibe, qué contenidos se generan. Todo eso forma parte de una serie de definiciones estratégicas que una organización debe realizar para alinear sus recursos (escasos) y esfuerzos para que hagan sentido en línea con las definiciones generales del negocio.

 

* Artículo Uno es una empresa especializada en el desarrollo de estrategias de comunicación y marketing jurídico y su implementación.